Saltar al contenido

Estudio Bíblico de la Congregación | Imitemos el ejemplo de Jesús | Semana del 9 al 15 de Noviembre | VEN

Estudio Bíblico de la Congregación | Imitemos el ejemplo de Jesús | Semana del 9 al 15 de Noviembre

Estudio Bíblico de la Congregación | Imitemos el ejemplo de Jesús | Semana del 9 al 15 de Noviembre

SEAMOS COMPASIVOS

La compasión de Jesús fue una cualidad muy especial en su caso porque  muchos de los problemas que él ayudó a resolver el mismo nunca los había enfrentado por ejemplo en los capítulos 32, 37 y 99 de este libro vemos que él curó a personas enfermas, eso hace que me pregunté cómo es posible que Jesucristo haya podido sentir empatía por personas enfermas si él nunca se enfermó, bueno porque él se ponía en el lugar de los demás y eso bastaba para que el amor lo motivara a ayudar a las personas, es maravillosas. 

Un ejemplo de esta cualidad lo vemos en la lección 37, me gusta porque se resaltan mucho como Jesús al ver el dolor de las personas siempre eso le llegaba mucho al corazón de hecho dice alli que él se conmovió profundamente al ver que una viuda había perdido a su hijo y aunque ella no se lo había pedido él resucitó a su hijo para aliviar su dolor.

Podemos ver algunos ejemplos en los capítulos 32, 37, 57 y 99.

SEAMOS ACCESIBLES

Si en el capítulo 25 vimos cuando Jesús sana a este hombre leproso y ese capítulo nos mostró que él no solamente curaba a las personas para cumplir las profecías que están en la Biblia, sino que realmente estaba interesado en aliviar el sufrimiento de las personas, es interesante que Jesús toca al hombre y podríamos decir que hasta le devolvió la dignidad porque por su condición él tenía que estar aislado de la sociedad, pero Jesús dijo esas famosas palabras registradas en Mateo 8:3 quiero, así que ahí mostró que era realmente accesible y que cumplía su labor de corazón. 

Jesús también sin prejuicios a un recaudador de impuesto se la acercó y le hizo la invitación de que fuera su seguidor Jesucristo incluso hasta excedió ir a la casa de este hombre, nos enseña que debemos ser accesible a cualquier persona para declarar las buenas nuevas.

Y me gustó como el capítulo 27 lo ilustro usó la expresión es como un médico al que pueden acudir los que están enfermos en sentido espiritual entonces era muy accesible. 

Fijémonos en cómo demostró ser accesible en los capítulos 25, 27 y 95.

OREMOS CON FRECUENCIA

Si en el capítulo que aparece ahi, el 24 podemos ver como Jesús dice que salió muy de mañana muy temprano y era para orar para hablar con su padre, dice que no duró mucho tiempo porque los discípulos lograron ver que no estaba con él y fueron a buscarlo, pero para él era importante la oración sea la circunstancia que entonces iba a pasar a continuación el primero se diría a Jehová.

Sí y en el capítulo 34 podemos ver también cuando Jesucristo una noche antes duró toda la noche orando a Jehová porque al día siguiente iba a tomar una gran decisión, entonces nos muestra la importancia de la oración que tenía Jesucristo.

Y también nos ponen el ejemplo de orar en momentos de angustia en el capítulo 123 cuando ora a su padre la noche antes de morir y como dice el capítulo Jesús oró con intensidad lo que nos da un buen modelo cuando afrontamos pruebas. 

SEAMOS ALTRUISTAS

Sí Jesús en ningún momento fue egoísta más bien siempre antepuso las necesidades de otros a las de él y un ejemplo lo vemos en el capítulo 19 cuando la samaritana se acercó a conversar con él a pesar de que estaba cansado y de que también tenía hambre él no utilizó la oportunidad para hacerla a un lado, sino que más bien la dignificó y le habló del mensaje.

En el capítulo 52 analizamos que Jesús alimenta una multitud más de 15000 personas aproximadamente, no era responsabilidad de el hacerlo, el estaba dedicando tiempo y le estaba partiendo un don espiritual pero a pesar de esto demostró ser altruista al brindarle alimentos para ellos. 

Veamos cómo mostró esta cualidad en los capítulos 19, 41 y 52.

PERDONEMOS A OTROS

El capítulo 40 habla de la mujer que habla que Jesús perdona y es interesante que la mujer derramaba sus lágrimas ella se sentía tan indigna, pero Jesús se fija en eso y como podía leer su corazón ve que la mujer está verdaderamente arrepentida, nos da una tremenda lección cuando Jehová nos perdona un error lo amamos mucho pero también nos hace pensar que cuando nuestros hermanos cometen errores el mismo amor que Jehová nos ha mostrado a nosotros cuando hemos cometido errores lo demuestra Jehová con esos hermanos como lo enseño Jesus.

En el capítulo 64 de este libro aprendemos una lección muy impactante mediante la parábola del esclavo que fue perdonado de todas sus ofensas pero a su vez él no quiso perdonar a su coesclavo esto tiene varias vertientes pero principalmente cuando nosotros de la misma manera perdonamos a nuestros hermanos es una muestra de amor pero cuando nosotros perdonamos a quien de pronto nos puede hacer una ofensa de la misma forma nuestro padre que está en los cielos perdonara las nuestras, esto es importantísimo.

Veamos cómo lo hizo en los capítulos 26, 40, 64, 85 y 131.

SIRVAMOS A DIOS CON TODO NUESTRO CORAZÓN

Sí Jesús en todo momento puso en primer lugar el servicio que él tenía a su padre Jehová y es todo lo evidenciamos en el capítulo 72 cuando él enseña a sus discípulos a llevar a cabo la obra más importante para ese entonces y también para nuestros días qué es predicar las buenas noticias del reino, él en ese capítulo enfatizó la importancia de que los discípulos no se contentaron por los logros sino que sus nombres estuvieran escritos en el libro de la vida lo que implica que con ese servicio nosotros le rendíamos a Jehová adoración y lo más importante que tendríamos su aprobación.

Bien interesante porque Jesús ya sabía que la profecía se decía que la mayoría de los judíos lo iba a rechazar entonces él podría haberse conformado con hacerlo mínimo sabiendo ya el resultado pero no fue así fue totalmente lo contrario se esforzó al máximo. 

Meditemos en lo que explican los capítulos 16, 72 y 103.

SEAMOS HUMILDES

Entonces también se nos viene a la mente la oportunidad donde Jesús agarró un niño para enseñar un ejemplo de humildad, el no solamente la enseñaba sino también la puso en práctica.

SEAMOS PACIENTES

De verdad que Jesús es un ejemplo sobresaliente de la paciencia, por ejemplo en el capítulo 118 vemos como Jesús en la última noche que estuvo con su discípulos le lavó los pies y entonces igual ellos estuvieron esa discusión sobre quién era el mayor esa misma noche y Jesus con mucha paciencia en vez de regañarlos más bien los aconsejo.