Saltar al contenido

Estudio Bíblico de la Congregación | Imitemos el ejemplo de Jesús | Semana del 9 al 15 de Noviembre | ES

Estudio Bíblico de la Congregación | Imitemos el ejemplo de Jesús | Semana del 9 al 15 de Noviembre

Estudio Bíblico de la Congregación | Imitemos el ejemplo de Jesús | Semana del 9 al 15 de Noviembre

SEAMOS COMPASIVOS

Por ejemplo en el capítulo 57 se hace referencia cuando Jesús curó a un hombre sordo y es interesante detalle que antes de hacerlo lo llevó aparte ya que este hombre quizás hacía mucho tiempo que no escuchaba para que no se asustara con el ruido de la gente, esto nos enseña cómo se preocupaba por las personas y se ponía en el lugar de ellas.

En el capítulo 32 alli curó la mano paralizada de un hombre y era sábado los líderes religiosos judíos no pensaban que esto se podía curar en sábado porque no corría su vida peligro, pero Jesús no tuvo en cuenta eso sino que se centro en el sufrimiento del hombre y fue compasivo y a nosotros nos enseña también que debemos de estar alerta y estar atentos de los sentimientos de las personas a las que les hablamos de Jehová.

Y cuando uno ve problemas en otra persona normalmente los entiende más si ha pasado por ellos pero en el caso de Jesús tiene mucho más valor el que fuera compasivo por qué Jesús era perfecto, Jesús no tenía los problemas que los humanos normales tienen tampoco las preocupaciones que derivan de esos problemas, sin embargo ahora él fue capaz de ponerse en la piel de estas personas y llegar a sentir está compasión que le motivó a ser no solamente lo necesario sino siempre ir un poquito más allá y tomar en cuenta sus sentimientos. 

Podemos ver algunos ejemplos en los capítulos 32, 37, 57 y 99.

SEAMOS ACCESIBLES

Me gustas mucho meditar en la Leccion 25 halli vemos a una persona leprosa inmunda que se acerca a Jesús esta persona sabia en qué condiciones estaba, se imagino que era una persona desfigurada que había perdido su autoestima su confianza, sin embargo se acerca a Jesús porque sabe que él es accesible que va a estar dispuesto a ayudarle por lo menos a escucharle con lo cual es muy bonita esa lección de que podemos ser personas accesibles para otros ya sea en la predicación en la congregación. 

En cuanto a la accesibilidad de Jesús en el capítulo 95 se muestra que hubo un momento en que los discípulos regañaron a los niños que se acercaron a Jesús porque no querían que los niños los molestaran, pero el relato nos recuerda que Jesús se indignó por esa actitud de los Apóstoles, dice dejen que los niños se acercan a mí no traten de impedírselo porque el reino de Dios es de los que son como ellos, esto nos recuerda que debemos ser accesibles para todos nuestros hermanos sin importar la edad. 

ILUSTRACIÓN

Si nos llama la atención como Jesús tiene contacto físico con él, se acerca a él, se les ve a los discípulos un poquito retraidos detras, les daria un poquito de impresion ver a un leproso era algo impropio, pero vemos como Jesús como quiso tocarlo físicamente y le demostró ese cariño y esa accesibilidad. 

Y esto me hizo pensar que ahora nuestra predicación puede ser un poco retante, porque mayormente se concentra en las cartas o en la predicación telefónica, pero nuestro tono y nuestro interés va hacer que las personas se sientan también que estamos abiertos que queremos conversar que nos interesamos en ella, así que sin duda imitar esta cualidad de Jesús nos va ayudar mucho en la predicación y en poder llegar a más personas. 

Fijémonos en cómo demostró ser accesible en los capítulos 25, 27 y 95.

OREMOS CON FRECUENCIA

Para Jesús era muy muy importante de hecho no tomaba ninguna decisión y especialmente las más importantes sin haber orado mucho a su padre, en el en el capítulo 34 Jesús pasa la noche entera orando para elegir a sus Apóstoles y pidiéndole sabiduría y la bendición a Jehová y es llamativo porque él era perfecto, entonces pensar que pasó toda una noche orando sólo para elegir a 12 personas podría parecer exagerado, pero nosotros podemos aprender de él que nuestra relación con Jehová debe ser una relación muy íntima y gastar mucho tiempo era para hablar con él y percibir cuál era su voluntad.

Vemos como el oraba con regularidad y en varias ocasiones a lo largo del día con menciona en el capítulo 24 dice que cuando estuvo en capernaum pasó todo el día prácticamente curando a enfermos y no había tenido ocasión de estar solo para orar, y dice que a la mañana siguiente se levantó muy temprano mientras todavía estaba oscuro busca un lugar solitario y ora a su padre, así que vemos que para él pues era algo prioritario.

En el capítulo 123 vemos cómo Jesús se refugió en la oración en los momentos más angustiosos de su vida porque era inminente en pocas horas moría y sabía que se iba a enfrentar a pruebas muy difíciles y sin embargo allí estuvo toda la noche orando incluso con gotas con sudor de sangre y así notaba el interés que tenía que Jehova entendiera sus sentimientos.

SEAMOS ALTRUISTAS

A pesar de que Jesús tenía necesidades como descansar o relajarse no tuvo inconveniente en dejar de lado esas necesidades o esos deseos para ayudar a otras personas, un claro ejemplo lo podemos ver el capítulo 52 el cual a pesar de tanto él como sus discípulos estaban cansados y se apartaron para descansar hubieron personas que lo siguieron y no tuvo inconveniente en enseñarles y luego incluso en darles de comer y precisamente no eran pocas personas porque aquí el relato habla de que eran 5 mil hombres aparte de mujeres y niños. 

En el capítulo 19 recordamos cuando Jesús le predicó a la samaritana, si recordamos el estaba cansado y tenía sed y hambre y además también pues todos los prejuicios que habían en contra de los samaritanos, sin embargo Jesucristo estuvo dispuesto a dejar todo eso a un lado y ahora pues poder atender a la samaritana y darle realmente lo que ella necesitaba ese alimento espiritual, así que no cabe duda de que es un gran ejemplo de dejar nuestras necesidades en un segundo plano por ayudar a los demás. 

Veamos cómo mostró esta cualidad en los capítulos 19, 41 y 52.

PERDONEMOS A OTROS

En el capítulo 131 vemos un claro ejemplo, Jesús estaba clavado de pies y manos en el madero y en vez de pedir a Jehová de castigar a Jehova que castigara a sus verdugos todo lo contrario le dice padre perdónalos porque no saben lo que hacen y de este modo reflejo a la perfección el amor de Jehová ya que él siempre está listo para perdonar.

En el capítulo 26 es muy bonito porque Jesús estaba en una casa estaba llena de gente no podía entrar nadie y sin embargo cuatro hombres bajan abren una abertura en el techo y bajan por la azotea a un hombre que estaba en una camilla paralítico y él podía haber dicho qué manera son estas con tanta gente en la casa y sin embargo le dice tus pecados quedan perdonados y el hombre coge la camilla y se va, así que tiene en cuenta no sólo perdonar sus pecados sino también la manera en que trato a este hombre.

Es interesante la predisposición de Cristo a perdonar en el capítulo 40 vemos con la dignidad que trato a esta mujer inmoral viendo cómo se arrepintió ella y buscó al consuelo en Jesús, entonces nosotros también tenemos que también ser perdonadores también cuando la persona cambia y se arrepiente. 

Y también nos enseñó como vemos el capítulo 85 lo que siente Jehová cuando alguien se arrepiente y lo dispuesto que esta a perdonar, Jehova esta deseoso de perdonar a aquellas personas que han cometido un mal, Jesus lo demostró en su vida y eso nos pone a nosotros un ejemplo maravilloso de intentar ponernos también en los sentimientos de consuelo y de bienestar cuando sabemos que alguien está arrepentido y eso nos ayudará a perdonar también. 

Veamos cómo lo hizo en los capítulos 26, 40, 64, 85 y 131.

SIRVAMOS A DIOS CON TODO NUESTRO CORAZÓN

Por ejemplo en el capítulo 16 vemos como Jesús demostró su celo por Jehová al tirar las mesas de los cambistas ahí en el templo, entonces de igual forma a nosotros nos enseña a defender con valor la palabra de Jehová y la verdad cuando alguien la cuestione o se burle o lo ponga en duda.

Vemos también como en el templo en el capítulo 103 expulsó a los comerciantes no se conformó con hacer lo mínimo sino que vio como las acciones de estas personas estaban desanimando a los demás a adorar a Jehová y Jesús no consintió eso y por eso los expulsó.

Meditemos en lo que explican los capítulos 16, 72 y 103.

SEAMOS HUMILDES

Y también como se indica en el párrafo Jesús era muy superior en todos los sentidos era perfecto pero eso no bastó, el era humilde pero puso el ejemplo en el capítulo por ejemplo 116 se relata aquel suceso en el que estaba cenando con sus discípulos y ahora él toma la iniciativa en lavarle los pies a ellos, de hecho le recuerda que si él era el maestro y señor y lo había hecho pues de igual manera tenían que hacerlo, así que no enseña que tenemos que estar dispuesto a servir con humildad y sin parcialidad y hacerlo todo por amor a nuestros hermanos.

A Jesucristo todo el mundo le llamaba el maestro pero sin embargo él no quería que la alabanza fuera a él, por eso en muchas ocasiones dijo que lo que él enseñaba no era de él sino que era lo que había aprendido de su padre.

Y como ya se ha comentado desde que era niño demostró esta cualidad puesto que estuvo escuchando a los maestros durante un largo tiempo ahí en el templo y esto también nos enseña a los que somos más jóvenes o a los niños que tenemos que prestar atención a los consejos que nos den y tener siempre la actitud de querer mejorar y querer progresar con humildad en el servicio a Dios. 

SEAMOS PACIENTES

Pues por ejemplo demuestro muchísima paciencia con sus apóstoles porque incurrían una y otra vez en los mismos errores y él nunca se enojó con ellos tanto como para perder los papeles o gritarles o tratarlos mal siempre los trató con muchísima paciencia y le recordó otra vez lo que debían hacer. 

Jesús le había dicho a sus discípulos que iba a resucitar pero ellos como que no captaron esa enseñanza esa idea, en el capítulo 135 aparecen varios relatos en los que Jesús con mucha paciencia les explica en detalle los relatos de las escrituras donde se mencionaba que él iba a resucitar.

Si en el 118 ya en la última noche que Jesús va a pasar con sus apóstoles nuevamente sale el tema de quién es mayor y me llama la atención que uno de los párrafos dice que en vez de regañarlos razona pacientemente con ellos y me hizo pensar que cuando hay circunstancias desagradables esta cualidad nos puede salvar la vida por decirlo así, en lugar de cegarnos podemos con esta cualidad contribuir no solamente a la paz sino ayudar a alguien a razonar y ver el punto de vista correcto en una situación.

¿En que nos gustaría parecernos más a Jesús?

Pues pensando en el altruismo y en la situación en que nos encontramos necesitamos ser muy adaptables y necesitamos despojarnos un poquito de nuestras necesidades y nuestra comodidad para pensar en la de otros y creo que me ayudaría mucho porque me permitiría adaptar mi horario pensando tal vez en el territorio al que estoy asignada para encontrar a más personas pensar más las necesidades particulares de este territorio, todo con el fín de cómo aprendimos renunciar a aquellas cosas a las que necesitamos incluso pero para ayudar y alcanzar a más personas.

A mí me gusta mucho pensar en la idea de orar con más frecuencia, me gustan mucho las palabras que Jesús dijo en Juan 11 cuando va a resucitar a Lázaro en ese momento le dice Jehová te doy las gracias porque me estás escuchando siempre me escuchas, tener esa confianza plena de que Jehová siempre nos va a escuchar, no importa nuestros sentimientos como los expresemos si tenemos o no palabras para decirlo que queremos decir, Jehova siempre estará dispuesto a escucharnos y esa garantía que esa seguridad que tenía Jesús pues nos lo transmite a nosotros también y debemos aprovechar este milagro qué es la oración.