Saltar al contenido

Busquemos Perlas Escondidas de LEVÍTICOS 4 – 5 | Semana del 16 al 22 Noviembre | VEN

Busquemos Perlas Escondidas de LEVÍTICOS 4 - 5 | Semana del 16 al 22 Noviembre

Busquemos Perlas Escondidas de LEVÍTICOS 4 – 5 | Semana del 16 al 22 Noviembre

Le 5:1. ¿Qué nos enseña este versículo? (w16.02 30 párr. 14).

Nos a quien debe estar dirigida nuestra lealtad primeramente sabemos que está dirigida inicialmente a Jehová y luego a nuestra familia o a nuestros amigos, así que si sabemos que un amigo un familiar ha cometido un pecado grave lo mejor es que con bondad lo animemos a que puede restablecer su relación con Jehová a través de los ancianos de la congregación. 

Y para nosotros se nos invita a actuar con decisión, tenemos el caso de natán que también actuó así, y por eso también tenemos que demostrar la decisión en cuanto hablar con él pero hacerlo con bondad para corregirlo.

Le 5:15, 16. ¿Cómo puede alguien portarse infielmente al pecar “sin querer contra las cosas santas de Jehová”? (it-2 940 párr. 6).

Bueno al usar de manera común o a la ligera algo que sea dedicado a Jehová, por lo tanto es algo santo o sagrado, y se pone el ejemplo del diezmo en la antigüedad si alguien apartaba el diezmo pero antes de entregarlo lo utilizado para cualquier otra cosa incurría en este tipo de pescado. 

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

En los capítulos de Levítico de esta semana vemos que hay varios procedimientos que dependían de varias personas, habían cosas que tenía que hacer el sacerdote otras cosas que tenía que hacer el pecador, pero sin embargo si cada quien hacía su parte las ofrendas tenían la aprobación de Jehová, entonces igualmente en la congregación puede que no todos desempeñamos el mismo papel, sin embargo si cada quien aporta su granito de arena y apoyamos los planes que la congregación hace como por ejemplo la campaña de proclamar el reino este mes igualmente los planes van a tener éxito ante nuestro Dios.

En Levítico capítulo 4 versículo 13 al 18 vemos que los días del pueblo de Israel Dios le dijo que él sacrificar animales podrían mostrar que necesitaba la expiación de sus pecados, aunque eso no es lo que nos pide hoy día es significativo ahora porque Dios se proponía proveer un sacrificio que pudiera espiar por completo los pecados de todo creyente y esto es mediante el rescate de Jesús.

Levítico capítulo 4 versículo 18 muestra que el sacerdote pone sangre sobre los cuernos del altar y delante del altar, ser obediente a esta instrucción divina permitió prefigurar lo que Jesús hizo en el cielo con su sangre sobre los cuernos del altar espiritual, de ahí aprendemos a ser obediente hasta en las instrucciones más pequeñas porque Jehová le da gran valor a estos actos de lealtad.

Levítico capítulo 4 versículo 35 Jehová consideraba la grasa del animal la mejor parte y como tal se la tenían que ofrecer era a él, en nuestro caso lo mejor de nosotros es nuestras vidas, entonces él debe de sentir verdadero placer al vernos darle lo mejor de nuestras vidas a su servicio y obedecerle porque lo amamos y amamos su justa normas.

En Levítico 4:3 dice si el sacerdote ungido peca y hace culpable al pueblo, se hacía culpable no solamente él sino también hacia culpable al pueblo, pues el pueblo no iba a estar limpio ante Jehová si tenía dentro de él a un culpable, nos recuerda que para bien o para mal nuestros actos siempre afectan a quienes nos rodean.

Levítico 4:22 y 23 hablado sobre si un jefe del pueblo pecaba específicamente el 23 dice que era lo que tenía que ofrecer un cabrito sano, esto mencionaba o daba a entender que el pecador mostraba arrepentimiento porque allí se menciona que sí pecaba contra Jehová tenía que ofrecer ese cabrito joven para poder recibir el perdón de Jehová, y los requisitos que daba Jehova para demostrar que estaba estaba perdonando demuestran que es un Dios de amor y también es él el que determina qué es pecado, entonces nosotros pues tenemos que aprender de esto que es lo que no le gusta Jehová y así al momento de pecar pues podemos tener el privilegio de que Jehová nos perdone si hemos fallado.

En ese mismo orden de ideas los versículos 23, 27 y 28 muestra o hacen una diferencia de la ofrenda que debía presentarse en caso de que el que pecaba era o el sumo sacerdote o el principal o los demás del pueblo, Jehová hizo una diferencia en cuanto a las ofrendas y esto era porque aunque se debía respetar a los principales estos no podían desobedecer impunemente la ley de Dios, entonces esto resaltaba la necesidad de ser obediente independientemente de la asignación.

La ley refleja la ternura y la gran consideración de Jehová y eso lo notamos en el capítulo 5 versículo 7, si alguien no podía ofrecer una oveja tenido la opción de presentar dos tórtolas o dos pichones, esto demuestra esta consideración de parte de Jehová y de esta manera podía hacer purificación por sus pecados, de igual manera en la actualidad no importa la cantidad de nuestras donaciones o de nuestros sacrificios a Jehová si viene de todo corazón a él le agrada.

Levíticos capítulo 5 versículo 6 muestra que la persona le llevaba a Jehová su ofrenda, esta acción aunque le lleva la ofrenda al sacerdote y confesar su pecado delante de él demostraba que Jehová quería tener una relación personal con esa persona, eso nos enseña que si queremos tener una amistad con Jehová debemos utilizar el medio que él ha establecido para que esto sea posible.