Saltar al contenido

Busquemos Perlas Escondidas de GENESIS 3 – 5 | Semana del 13 al 19 de enero de 2020

Busquemos Perlas Escondidas de GENESIS 3 - 5 | Semana del 13 al 19 de enero de 2020

Busquemos Perlas Escondidas de GENESIS 3 – 5 | Semana del 13 al 19 de enero de 2020

Gé 4:23, 24. ¿Por qué compuso Lamec este poema? (it-2 183 párr. 2).

Refleja el espíritu violento de su tiempo. Decía: “Oigan mi voz, esposas de Lamec; presten oído a mi dicho: A un hombre he matado por haberme herido, sí, a un joven por haberme dado un golpe. Si siete veces ha de ser vengado Caín, entonces Lamec setenta veces y siete”. Al parecer, con este poema Lamec presentaba un caso de defensa propia, y alegaba que su acto no había sido un asesinato deliberado, como en el caso de Caín, pues había matado en defensa propia al hombre que le había golpeado y herido. Por lo tanto, su poema era una petición de inmunidad a cualquiera que deseara vengarse de él por haber matado a su atacante.

Gé 4:26. Según parece, ¿en qué sentido “empezó a invocar el nombre de Jehová” la gente del tiempo de Enós? (it-1 359).

No debió ser recta o propia, pues mucho antes Abel debió haberse dirigido a Dios usando su nombre divino. Si esta invocación del nombre de Dios significaba, como algunos estudiosos piensan, una mala utilización del nombre de Jehová y una aplicación impropia de ese nombre a seres humanos o a objetos idolátricos, podría considerarse blasfemia.

¿Qué perlas espirituales ha encontrado sobre Jehová, el ministerio y otros temas en la lectura bíblica de esta semana?

Genesis 5:29

Los jóvenes que han aprendido a amar y obedecer a Dios son un consuelo cuando respetan a los padres, los ayudan económicamente o de otras formas y contribuyen al bienestar espiritual de la familia. Lamec, un descendiente de Set que vivió antes del Diluvio, adoraba a Jehová. Él profetizó sobre su hijo Noé: “Este nos traerá consuelo aliviándonos de nuestro trabajo y del dolor de nuestras manos que resulta del suelo que Jehová ha maldecido”. Sus palabras se cumplieron cuando Dios retiró la maldición sobre la tierra. En nuestros días, los niños que defienden la adoración verdadera pueden traer consuelo a su familia. Pueden ayudar a sus seres queridos a aguantar las pruebas y a sobrevivir a la destrucción que se aproxima, que será mayor que la del Diluvio.

Genesis 5:24

¿De qué manera ‘tomó Dios a Enoc’? Por lo visto, Enoc se encontraba en peligro de muerte, pero Dios no permitió que sufriera a manos de sus enemigos. “Enoc fue transferido para que no viera la muerte”, escribió el apóstol Pablo. Estas palabras no significan que Dios lo llevó al cielo para que siguiera viviendo allí, pues Jesús fue el primero en ascender a los cielos. El hecho de que fuera “transferido para que no viera la muerte” puede significar que Dios lo sumió en un trance profético durante el cual puso fin a su vida. En tales circunstancias, Enoc no sufrió, o “no [vio] la muerte”, a manos de sus enemigos.

Genesis 4:3-7

A Jehová le agradó la ofrenda de Abel porque era un hombre justo, un hombre de fe. Por otro lado, como bien lo demostraron sus hechos, Caín carecía de fe. Sus obras eran inicuas, pues se caracterizaron por los celos, el odio y el asesinato. Además, es probable que no se detuviera a pensar mucho en su ofrenda y simplemente la presentara de manera mecánica. ¿No deberíamos ofrecer nuestros sacrificios de alabanza a Jehová con todo el corazón junto con una actitud apropiada y una buena conducta?

Genesis 4:17

¿Dónde consiguió Caín su esposa? Adán “llegó a ser padre de hijos e hijas”. Así que Caín tomó como esposa a una de sus hermanas o quizás a una de sus sobrinas. Más tarde, la Ley que Jehová dio a los israelitas prohibió el matrimonio entre hermanos carnales.

Genesis 4:7

Los ojos de Jehová ven lo que hay en nuestro corazón; no podemos ocultarle nada. Él sabe lo que somos por dentro, nuestros motivos e inclinaciones. Nos ama y quiere que hagamos lo correcto, pero no nos obliga. Por eso, si ve que nos estamos desviando, nos avisa mediante su Palabra. ¿De qué maneras? Podemos “oír” sus advertencias cuando leemos a diario la Biblia, cuando leemos las publicaciones cristianas y también cuando vamos a las reuniones. ¿Alguna vez ha escuchado o leído algo justo cuando más lo necesitaba? ¿Le ayudó esa información a superar algún problema que solo Jehová podía conocer?. Todas estas advertencias son una clara prueba de que Jehová vigila con amor y atención a cada uno de sus siervos. Es cierto que la Biblia ha existido desde hace muchas generaciones, que nuestras publicaciones se producen para millones de personas y que los consejos que se dan en las reuniones van dirigidos a toda la congregación. Sin embargo, en cada caso, Jehová nos pide a nosotros individualmente que prestemos atención a las advertencias de su Palabra para que podamos corregir nuestras tendencias. Eso demuestra que se preocupa por cada uno de nosotros.

Genesis 4:7

Sin duda, no queremos ir “en la senda de Caín”, como aquellos cristianos del siglo primero que provocaron el lamento de Judas. Nunca debemos justificarnos a nosotros mismos discurriendo que es inofensivo ceder levemente a nuestros deseos o tomarnos pequeñas libertades en algún otro asunto. Por el contrario, debemos mantenernos vigilantes para detectar toda influencia impía y corruptora que haya penetrado en nuestro corazón y mente, y eliminarla sin dilación antes de que arraigue. La lucha contra el dominio que ejerce el pecado sobre la carne caída comienza en nuestro interior.

Genesis 4:6

Tal como en el caso de las ofrendas de Caín y Abel, no se juzga nuestro sacrificio por su apariencia exterior, por ejemplo, solo por el número de horas que pasamos en el ministerio. La visión de Jehová penetra más. Jeremías 17:10 dice que él ‘escudriña el corazón’ e incluso ‘examina los riñones’, es decir, los pensamientos, sentimientos y motivaciones más profundos de la personalidad. De modo que lo que cuenta es la motivación, no la cantidad. En realidad, Dios valora el sacrificio, sea este grande o pequeño, cuando se ofrece con un corazón motivado por el amor.

Genesis 4:5

La perspicacia espiritual no fue la única diferencia entre aquellos dos hermanos, pues también sus actitudes eran distintas. Por ello, “aunque Jehová miraba con favor a Abel y su ofrenda, no miraba con ningún favor a Caín ni su ofrenda”. Es probable que este último haya pensado poco en la ofrenda y simplemente la haya presentado de forma mecánica. Pues bien, Dios no aprobaba una mera adoración formal. Caín había desarrollado un corazón malo, y Jehová percibía sus motivos impropios. La reacción de aquel hombre cuando se rechazó su sacrificio reflejó su verdadero espíritu. En vez de tratar de arreglar la situación, “se enardeció de gran cólera, y empezó a decaérsele el semblante”. Su manera de comportarse delataba sus intenciones e ideas malvadas.

Genesis 4:4

La fe de Abel no solo significaba que creía en Dios, pues Caín también creería en Él. Abel tuvo fe en la promesa divina de una Descendencia que traería salvación a los seres humanos fieles. No se le reveló cómo se lograría ese fin, pero la promesa divina le dio a entender que alguien tenía que ser magullado en el talón. En efecto, Abel debió llegar a la conclusión de que había que derramar sangre: el mismo concepto del sacrificio. De modo que ofreció a la Fuente de la vida una dádiva con vida y sangre, posiblemente en señal de su intenso anhelo y expectativa de ver realizada la promesa de Jehová. Fue esta expresión de fe lo que hizo agradable a Jehová el sacrificio de Abel, y en cierto modo reveló lo que es en esencia el sacrificio: un medio por el cual los seres humanos pecadores pueden acercarse a Dios y obtener su favor 

Genesis 3:24

Los querubines. Estos ángeles fueron de los primeros seres espirituales que el hombre pudo ver. Su ejemplo nos enseña a aguantar si tenemos una asignación difícil. La Biblia dice que, al este del jardín de Edén, Jehová puso a “los querubines y la hoja llameante de una espada que continuamente daba vueltas para guardar el camino al árbol de la vida”. Los querubines no fueron creados para eso. Al fin y al cabo, Jehová nunca tuvo la intención de que la humanidad pecara y se rebelara. Sin embargo, la Biblia no dice en ningún lugar que estos ángeles de alto rango se quejaran y dijeran que eran demasiado importantes para ese trabajo. No se aburrieron ni abandonaron su puesto. Obedecieron y aguantaron allí hasta que terminó su asignación, seguramente cuando llegó el Diluvio unos mil seiscientos años después.

Génesis 3:15

Es verdaderamente increíble como Jehová ha venido cumpliendo con su promesa. Durante estos miles de años en que se lleva de esta profecía, falta ya muy poco por darle fin a Satanás. Que alegres nos sentimos por ello. Así que apoyemos al máximo la predicación para salvar al mayor número de personas.b Aplicación: Prediquemos para que personas dejen de seguir a Satanás.

Génesis 4:26

Cuando uno a sido testigo de tantas cosas buenas que Jehová nos da, ¿Como es posible que alguien se vuelva en contra de él? Así sucedió en el origen del ser humano, pues se comenzó a “invocar el nombre de Jehová”, pero de una manera apostata. Así que hoy día Satanás utiliza esta arma, la apostasía, para alejarnos de él. No lo permitamos jamás.Aplicación: No demos oportunidad de jamás leer, escuchar información apostata.

Génesis 5:27 

Es interesante notar que Matusalén murió el mismo año en que comenzó el diluvio. Sin embargo, recordar que la Biblia dice que murió, no que fue dado de muerte debido al diluvio. El nombre de este hombre, Matusalén, ha llegado a ser proverbial, sin embargo que bueno que a nosotros se nos recuerde, si llegamos a morir, pero por nuestros buenos actos. Aplicación: ¿Qué nombre nos estamos haciendo ante Jehová?

error: Si copias mi contenido, tenlo por seguro que te denuncio
Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.