Saltar al contenido

Estudio de la Atalaya | Quedémonos en la luz, evitemos la oscuridad | Semana del 27 al 2 Junio

Estudio de la Atalaya | No deje que las decepciones lo alejen de Jehová | Semana del 20 al 26 Mayo

✅✅ Estudio de la Atalaya | Quedémonos en la luz, evitemos la oscuridad | Semana del 20 al 26 Mayo ✅✅

1, 2. a) ¿Cuándo, dónde y por qué escribió Pablo la Carta a los Efesios? 

Pablo escribió la Carta a los Efesios mientras estaba preso en una casa en Roma, hacia el año 60 o 61, con el propósito de animar a sus hermanos cristianos de Éfeso, ya que no podía visitarlos en persona.

Hech. 19:1, 8-10; 20:20, 21 | Pablo escribió la Carta a los Efesios mientras estaba preso en Roma hacia el año 60 o 61, con el propósito de animar a los cristianos de Éfeso. Su relación con los efesios se había establecido casi 10 años antes, cuando pasó tiempo allí predicando y enseñando las buenas noticias. Durante su estancia en Éfeso, Pablo predicó en la sinagoga y en la escuela de Tirano por más de dos años, asegurando que tanto judíos como griegos escucharan su mensaje.

b) ¿Qué preguntas vamos a responder?

¿por qué les escribió a aquellos cristianos ungidos sobre la luz y la oscuridad? ¿Y qué podemos aprender todos los cristianos de los consejos que les dio?

DE LA OSCURIDAD A LA LUZ

3. ¿Qué ejemplos utilizó Pablo en el capítulo 5 de Efesios?

En el capítulo 5 de Efesios, Pablo utilizó los ejemplos de la luz y la oscuridad para explicar el cambio significativo que habían experimentado los cristianos de Éfeso.

4. ¿Por qué puede decirse que los efesios estaban en oscuridad religiosa?

Puede decirse que los efesios estaban en oscuridad religiosa porque, antes de aprender la verdad y hacerse cristianos, “tenían muchas creencias religiosas falsas y eran muy supersticiosos”. En Éfeso, “la gente iba allí a adorar muchos ídolos” en el famoso templo de la diosa Ártemis, considerada una de las siete maravillas del mundo. Además, “sus habitantes eran muy conocidos por practicar la magia”. Estos aspectos son evidentes en Hechos 19:19, que menciona cómo muchos de los que practicaban la magia trajeron sus libros y los quemaron públicamente, y en Hechos 19:23-27, que describe el alboroto causado por Demetrio, un platero que ganaba dinero fabricando templos de Ártemis en miniatura.

5. ¿Por qué puede decirse que los efesios estaban en oscuridad moral?

Puede decirse que los efesios estaban en oscuridad moral porque “eran muy inmorales y no sentían ni la más mínima vergüenza de su conducta”. Las obras de teatro y las celebraciones religiosas “giraban en torno al sexo” (Efesios 5:3). La gente había “perdido todo sentido moral”, una expresión que literalmente significa que “habían dejado de sentir dolor” (Efesios 4:17-19). En otras palabras, “no les dolía la conciencia ni pensaban que tuvieran que rendir cuentas ante Jehová”. Como no distinguían lo bueno de lo malo, Pablo dijo que estaban “en oscuridad mental y separados de la vida que le pertenece a Dios” (Efesios 4:18).

6. ¿Por qué les dijo Pablo a los efesios “ahora son luz”?

Pablo les dijo a los efesios “ahora son luz” porque “algunos efesios habían salido de toda esa oscuridad” y habían empezado a vivir de acuerdo con la Palabra de Jehová, “que era como una luz que los guiaba” (Salmo 119:105). Habían dejado atrás las “prácticas religiosas falsas y la conducta inmoral”. Además, “imitaban a Dios y hacían todo lo posible por adorarlo y agradarlo” (Efesios 5:1). Por eso, Pablo les dijo: “Ahora son luz en unión con el Señor” (Efesios 5:8).

En relación con la pregunta de por qué Pablo les dijo a los efesios “ahora son luz”, se puede entender que la transformación de los efesios se debió a su aceptación y aplicación de la Palabra de Jehová en sus vidas. Antes de conocer la verdad bíblica, los efesios estaban sumidos en la oscuridad de las prácticas religiosas falsas y la inmoralidad, como se menciona en Efesios 4:17-19 y Efesios 5:3. Sin embargo, al permitir que la Palabra de Dios iluminara su camino, pudieron abandonar esas prácticas y vivir de manera que agradara a Jehová.

Al seguir la guía de la Biblia, los efesios se alejaron de la oscuridad moral y espiritual, reflejando la luz divina en su conducta diaria. Por esta razón, Pablo pudo decirles: “Ahora son luz en unión con el Señor” (Efesios 5:8). Esta afirmación subraya que, al vivir de acuerdo con los principios bíblicos, los efesios no solo encontraron dirección y propósito en sus vidas, sino que también se convirtieron en ejemplos luminosos para los demás, mostrando el camino hacia una relación recta con Dios.

El Salmo 119:105 se relaciona con la afirmación de Pablo en que la Palabra de Jehová actuó como una lámpara y una luz para los efesios, guiándolos fuera de la oscuridad y permitiéndoles vivir de manera que reflejara la luz de Dios.

7. ¿En qué se parece nuestra situación a la de los cristianos de Éfeso?

Nuestra situación se parece a la de los cristianos de Éfeso porque, al igual que ellos, “antes de aprender la verdad, estábamos en oscuridad religiosa y moral”. Algunos de nosotros “tal vez celebrábamos fiestas religiosas falsas”, y otros “quizás llevábamos una vida inmoral”. Sin embargo, “cuando conocimos a Jehová, cambiamos nuestra forma de vivir y empezamos a seguir sus normas sobre lo que está bien y lo que está mal”. 

Este cambio nos ha traído muchos beneficios, como se menciona en Isaías 48:17: “Yo, Jehová, soy tu Dios, el que te enseña para tu propio beneficio, el que te guía por el camino en que debes andar”. A pesar de esto, “a veces no es fácil mantenernos lejos de la oscuridad y seguir ‘andando como hijos de la luz'”. Esta expresión se basa en Efesios 5:8, donde Pablo anima a los cristianos a vivir de manera que refleje la luz y la guía de Jehová.

En el contexto del párrafo proporcionado, se destaca que antes de conocer la verdad, estábamos sumidos en la oscuridad religiosa y moral. Sin embargo, al aprender la verdad y conocer a Jehová, experimentamos un cambio positivo en nuestras vidas. Este cambio nos beneficia de muchas maneras, ya que seguimos las normas y enseñanzas de Jehová sobre lo que está bien y lo que está mal.

Jehová es quien nos guía y enseña para nuestro propio beneficio. Así como el pueblo de Israel era dirigido por Jehová en el Antiguo Testamento, nosotros también somos guiados por él en nuestras vidas diarias. Conocer y seguir las enseñanzas de Jehová nos lleva a un camino de beneficio y bienestar, ayudándonos a discernir entre lo correcto y lo incorrecto, y a vivir de manera que agrade a Dios.

EVITEMOS LA OSCURIDAD

8. Según Efesios 5:3-5, ¿qué tenían que evitar los efesios?

Según Efesios 5:3-5, los efesios tenían que evitar la inmoralidad sexual y las palabras obscenas. Estos versículos enfatizan la importancia de mantener una conducta moralmente pura y limpia.

El versículo 3 de Efesios 5 dice: “Pero, por fornicación y toda inmundicia, o codicia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos”. Esto implica que los cristianos deben evitar cualquier forma de inmoralidad sexual o conducta impura.

El versículo 4 continúa: “Ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen; sino antes bien dar gracias”. Esto significa que también se deben evitar las palabras obscenas, las conversaciones vulgares o inapropiadas, así como cualquier forma de comportamiento deshonesto.

9. ¿Por qué debemos evitar cualquier contacto con las cosas inmorales?

Según Efesios 5:1, debemos evitar cualquier contacto con las cosas inmorales porque ello nos expone a participar en obras infructíferas de la oscuridad. Este versículo nos advierte sobre la importancia de mantenernos separados de cualquier actividad que pueda llevarnos a alejarnos de la luz de la verdad y a comprometer nuestra integridad espiritual.

Además, se señala que la exposición continua a contenido inmoral, ya sea visual, auditivo o a través de la conversación, aumenta el riesgo de caer en pecado. Se hace referencia a Génesis 3:6 para ilustrar cómo la exposición a la tentación puede llevar a la transgresión. Del mismo modo, Santiago 1:14-15 nos advierte que somos tentados cuando somos arrastrados y seducidos por nuestros propios deseos, lo que puede resultar en pecado y muerte espiritual.

El párrafo también ofrece un ejemplo práctico de cómo la participación en conversaciones inmorales puede llevar a acciones pecaminosas. Se describe cómo un grupo de Testigos inició una red social con conversaciones inicialmente espirituales, pero gradualmente se desviaron hacia temas sexuales. Esto ilustra cómo la exposición continua a contenido inmoral puede corromper la mente y el corazón, llevando a acciones que violan los principios bíblicos.

En resumen, debemos evitar cualquier contacto con las cosas inmorales porque nos expone a participar en obras infructíferas de la oscuridad, aumenta el riesgo de caer en pecado y puede conducirnos por un camino de degradación espiritual. Mantenernos alejados de tales influencias nos ayuda a preservar nuestra pureza moral y a mantenernos en comunión con Dios.

10. ¿Qué intenta conseguir Satanás? (Efesios 5:6).

Según Efesios 5:6, Satanás intenta conseguir que las personas crean que las prácticas y estilos de vida inmorales son aceptables, divertidos e inofensivos. Este versículo nos advierte sobre la influencia engañosa del diablo y su intento de llevarnos por un camino de pecado y separación de Dios.

El párrafo proporciona más contexto al explicar cómo Satanás utiliza diversas estrategias para confundir a las personas y oscurecer su comprensión de lo que es justo y correcto a los ojos de Jehová. Se hace referencia a Isaías 5:20 y 2 Corintios 4:4 para mostrar cómo el diablo engaña a la gente para que no distinga entre el bien y el mal.

Se destaca que Satanás promueve activamente ideas y prácticas inmorales a través de medios como películas, programas de televisión y sitios web, con el objetivo de persuadir a las personas para que acepten y adopten comportamientos que van en contra de las normas justas de Jehová. Se menciona 2 Pedro 2:19 para ilustrar cómo el mundo puede ser seducido por tales influencias.

En resumen, Satanás intenta conseguir que las personas crean que las prácticas inmorales son aceptables y divertidas, con el objetivo de alejarlas de la verdad y la justicia de Dios. Su engaño y seducción buscan corromper la moralidad y separar a las personas de una relación íntima con Jehová.

11. Tal como vemos en la experiencia de Angela, ¿por qué es tan importante seguir el consejo de Efesios 5:7? (Vea también las imágenes).

Es importante seguir el consejo de Efesios 5:7 porque Satanás quiere que nos asociemos con personas que nos hagan más difícil obedecer las normas de Jehová. El versículo de Efesios 5:7 nos advierte sobre la influencia negativa de aquellos que practican cosas malas y nos insta a evitar convertirnos en cómplices de sus acciones.

La experiencia de Angela ilustra cómo la influencia de las redes sociales puede gradualmente nublar la mente y alejarnos de los principios bíblicos. Al exponerse a personas que no respetan los principios de Jehová a través de las redes sociales, Angela comenzó a cuestionar y relativizar sus creencias, lo que eventualmente la llevó a justificar una vida que desagradaba a Dios.

El consejo de los ancianos y la aplicación del consejo bíblico ayudaron a Angela a reconocer la peligrosidad de su situación y a tomar medidas para cambiar. Al dejar de llenar su mente con las influencias negativas de las redes sociales y en su lugar centrarse en cosas espirituales, Angela pudo recuperar su enfoque y compromiso con los principios bíblicos.

En resumen, seguir el consejo de Efesios 5:7 es crucial porque nos protege de la influencia destructiva de aquellos que practican cosas malas, ya sea en persona o a través de las redes sociales. Mantenernos alejados de tales influencias nos ayuda a preservar nuestra integridad espiritual y a mantener una relación cercana con Jehová.

12. ¿Qué debemos hacer si queremos obedecer las normas de Jehová?

Evitar todo contacto innecesario con personas que no respetan las normas justas de Jehová. Esto implica ser selectivos en nuestras relaciones y evitar asociarnos estrechamente con aquellos cuya influencia podría conducirnos lejos de la verdad y la rectitud (Efesios 4:19, 20).

Mantenernos firmes en nuestros principios bíblicos incluso cuando enfrentamos críticas o acusaciones de intolerancia. Es importante defender los valores y enseñanzas de Jehová con valentía y convicción, sin importar la oposición que enfrentemos (Efesios 4:19, 20).

Ser selectivos en la elección de nuestras amistades dentro de la congregación. No todas las personas dentro de la comunidad de creyentes nos ayudarán a ser fieles a Jehová. Por lo tanto, debemos ser prudentes al establecer lazos cercanos dentro de la congregación, buscando la compañía de aquellos que comparten nuestra devoción y compromiso con Dios (2 Timoteo 2:20-22).

Obedecer las normas de Jehová implica tomar decisiones sabias y conscientes sobre nuestras relaciones y amistades, tanto dentro como fuera de la congregación. Esto requiere valentía para defender nuestros principios, discernimiento para elegir nuestras amistades y determinación para mantenernos firmes en nuestra fe, independientemente de las presiones externas.

SIGAMOS “ANDANDO COMO HIJOS DE LA LUZ”

13. ¿Qué significa seguir “andando como hijos de la luz”? (Efesios 5:7-9).

Seguir “andando como hijos de la luz” significa comportarse en todo momento como verdaderos cristianos, viviendo de acuerdo con los principios y enseñanzas de Jesucristo, quien es descrito como “la luz del mundo” (Juan 8:12; Proverbios 6:23). En el contexto de Efesios 5:7-9, implica alejarse de las obras infructuosas de la oscuridad y en su lugar, vivir una vida que refleje la luz de la verdad y la rectitud.

Para lograr este estilo de vida, se sugiere varias acciones:

Leer y estudiar regularmente la Biblia y las publicaciones de la congregación, prestando especial atención al ejemplo y las enseñanzas de Jesucristo. Esto nos ayuda a fortalecer nuestra comprensión de la verdad y nos guía en nuestra conducta diaria.

Seguir el ejemplo de Jesucristo al aplicar sus enseñanzas en nuestra vida cotidiana. Esto implica imitar sus cualidades y seguir su ejemplo de amor, compasión, humildad y servicio a los demás.

Mantenernos alejados de las obras infructuosas de la oscuridad, evitando participar en actividades que contradigan los principios bíblicos y que nos alejen de la luz de la verdad.

Seguir “andando como hijos de la luz” significa vivir de acuerdo con los principios y enseñanzas de Jesucristo, reflejando su luz en todas nuestras acciones y decisiones. Esto se logra mediante el estudio diligente de la Palabra de Dios, la imitación del ejemplo de Cristo y la evitación de las obras de la oscuridad.

Juan 8:12 | Seguir “andando como hijos de la luz” implica seguir a Jesucristo como modelo y guía espiritual. Esto se logra leyendo y estudiando regularmente la Biblia y las publicaciones de la congregación, prestando especial atención al ejemplo y las enseñanzas de Jesucristo.

14. ¿Cómo puede ayudarnos el espíritu santo?

Ayuda a enfrentar las ideas y filosofías del mundo: En un mundo lleno de influencias negativas y enseñanzas contrarias a los principios de Dios, el Espíritu Santo puede fortalecernos y darnos discernimiento para resistir y enfrentar estas ideas que nos alejan de la verdad (1 Tesalonicenses 4:3-5, 7, 8).

Nos guía en el camino de la bondad, justicia y verdad: El Espíritu Santo nos capacita para actuar en conformidad con los principios de Dios, inspirándonos a vivir una vida caracterizada por la bondad, la justicia y la verdad (Efesios 5:9). Esto nos ayuda a mantenernos firmes en nuestro compromiso con los valores divinos y a reflejar la luz de Cristo en todas nuestras acciones y decisiones.

Nos fortalece en la lucha contra la impureza moral: En un mundo donde la inmoralidad y la impureza son prevalentes, el Espíritu Santo nos capacita para resistir la tentación y mantenernos puros en cuerpo y espíritu (1 Tesalonicenses 4:3-5, 7, 8). Nos ayuda a tomar decisiones que estén en línea con los principios de Dios y a evitar las obras de la oscuridad.

El Espíritu Santo puede ayudarnos a enfrentar las influencias negativas del mundo, guiarnos en el camino de la bondad y la verdad, y fortalecernos en nuestra lucha contra la impureza moral. Su presencia en nuestras vidas nos capacita para vivir como hijos de la luz y reflejar la gloria de Dios en todo lo que hacemos.

15. ¿Qué podemos hacer para recibir espíritu santo? (Efesios 5:19, 20).

Pedirlo en oración a Jehová: Jesús enseñó que Dios dará el Espíritu Santo a aquellos que lo pidan (Lucas 11:13). Por lo tanto, una forma de recibirlo es mediante la oración sincera y humilde, pidiendo a Jehová que nos llene con su Espíritu Santo y nos capacite para vivir de acuerdo con sus principios y deseos.

Alabar a Jehová en las reuniones junto con nuestros hermanos: Efesios 5:19, 20 nos anima a alabar a Dios con salmos, himnos y cánticos espirituales, cantando y entonando himnos a Jehova con gratitud en nuestros corazones. Al participar en la alabanza y la adoración en las reuniones congregacionales, abrimos nuestro corazón para recibir la influencia del Espíritu Santo y fortalecernos espiritualmente.

La buena influencia del Espíritu Santo en nosotros nos capacitará para llevar una vida que le agrade a Dios, guiándonos en el camino de la verdad, la justicia y el amor. Al pedirlo en oración y alabar a Jehová en las reuniones, abrimos nuestras vidas para recibir la plenitud del Espíritu Santo y experimentar su poder transformador en nosotros.

16. ¿Qué nos ayudará a tomar buenas decisiones? (Efesios 5:10, 17).

Efesios 5:10 y 17 nos instan a descubrir cuál es la voluntad de Dios en nuestras vidas. Esto implica buscar y comprender los principios y enseñanzas que se encuentran en la Palabra de Dios y aplicarlos a nuestras circunstancias específicas. Al buscar la voluntad de Jehová, estamos buscando su perspectiva sobre un asunto y cómo desea que actuemos en esa situación.

Al buscar los principios bíblicos que se aplican a nuestra situación, estamos buscando la sabiduría divina para tomar decisiones sabias y justas. Esto implica analizar nuestras circunstancias a la luz de las Escrituras y buscar la dirección de Dios en cada paso que damos.

Al poner en práctica los principios bíblicos que descubrimos y comprendemos, podemos tomar decisiones que reflejen la voluntad de Jehová y nos lleven por el camino de la verdad y la rectitud. Al buscar la voluntad de Dios y aplicar sus principios en nuestras vidas, podemos confiar en que tomaremos buenas decisiones que honren a Dios y nos conduzcan a una vida que le agrade.

17. ¿Cómo podemos aprovechar bien el tiempo? (Efesios 5:15, 16; vea también la imagen).

Efesios 5:15 nos insta a estar atentos y ser conscientes de cómo usamos nuestro tiempo. Esto implica evaluar nuestras actividades y prioridades para asegurarnos de que estamos dedicando tiempo a lo que realmente importa en la vida espiritual.

Efesios 5:16 nos anima a aprovechar cada oportunidad y hacer un uso sabio del tiempo que se nos ha dado. Esto implica ser diligentes en nuestro servicio a Dios y en nuestras responsabilidades espirituales, no permitiendo que las distracciones del mundo nos aparten de nuestro enfoque en las cosas importantes de la vida espiritual.

Al aprovechar bien el tiempo, nos aseguramos de que nuestras acciones estén alineadas con los propósitos de Dios y que estemos priorizando adecuadamente nuestras responsabilidades espirituales. Esto nos ayuda a resistir las influencias negativas del mundo y a mantenernos enfocados en seguir “andando como hijos de la luz”, centrados en las cosas que realmente son importantes para nuestra relación con Dios y para el servicio a los demás.

18. ¿Qué pasos dio Donald para aprovechar bien su tiempo?

Donald evaluó su situación actual y reconoció la necesidad de dedicar más tiempo al ministerio y al servicio a Dios.

Reconociendo su dependencia de Dios, Donald oró fervientemente pidiendo la ayuda de Jehová para encontrar un trabajo que le permitiera más tiempo para predicar y servir en el ministerio.

Después de orar, Donald se esforzó por encontrar un trabajo que se ajustara a sus necesidades y a su deseo de dedicarse más al servicio a Jehová.

Con la ayuda de Dios, Donald encontró un trabajo que le permitió disponer de más tiempo para dedicarse al ministerio. Una vez que aseguró este trabajo, él y su esposa tomaron la decisión de emprender el servicio de tiempo completo, dedicándose por completo al servicio a Jehová.

Donald aprovechó bien su tiempo al buscar activamente oportunidades para servir a Jehová de manera más completa y efectiva. Su ejemplo destaca la importancia de buscar la ayuda de Dios en nuestras decisiones y acciones, confiando en su guía y dirección para maximizar nuestro tiempo en el servicio a Dios y a los demás.

19. ¿Qué debemos hacer para seguir “andando como hijos de la luz”?

Debemos ser selectivos en nuestras actividades recreativas y en las personas con las que nos asociamos, asegurándonos de que estén en armonía con los principios y valores de Dios.

Es importante dedicar tiempo regularmente al estudio de la Palabra de Dios para aumentar nuestro conocimiento y comprensión de sus enseñanzas. Esto nos permite ser guiados por la luz de la verdad en nuestras decisiones y acciones.

Reconocemos la importancia del Espíritu Santo en nuestro crecimiento espiritual y en el desarrollo de buenas cualidades como el amor, la bondad, la paciencia y la humildad. Al permitir que el Espíritu Santo trabaje en nosotros, podemos reflejar la luz de Cristo en nuestras vidas y en nuestras interacciones con los demás.

Al seguir estos consejos inspirados por Pablo, podemos tomar decisiones que complazcan a Jehová y nos mantengan en la luz espiritual. Esto nos ayuda a evitar la oscuridad del mundo y a mantenernos firmes en nuestro compromiso con Dios y su verdad.

¿QUÉ CONTESTARÍA?

¿Qué representan la “luz” y la “oscuridad” que se mencionan en Efesios 5:8?

La “luz” y la “oscuridad” mencionadas en Efesios 5:8 representan estados espirituales y morales opuestos. La “luz” simboliza la verdad, la rectitud y la pureza espiritual, mientras que la “oscuridad” representa la falsedad, la maldad y la impureza espiritual.

La “luz” representa vivir en armonía con los principios y enseñanzas de Dios, buscando la verdad y la justicia en todas nuestras acciones y decisiones. Esto implica seguir el ejemplo de Jesucristo, quien es descrito como “la luz del mundo”, y permitir que su luz guíe nuestros pasos en la vida diaria.

Por otro lado, la “oscuridad” representa vivir en oposición a los principios divinos, siendo engañados por las filosofías del mundo y participando en actividades que desagradan a Dios. Esto incluye la inmoralidad, la impureza, la injusticia y la falta de amor hacia los demás.

La “luz” y la “oscuridad” en Efesios 5:8 representan dos caminos espirituales opuestos: seguir la verdad y la rectitud de Dios o ser engañados por las falsedades y la maldad del mundo. Al elegir seguir la “luz”, nos comprometemos a vivir una vida que honre a Dios y refleje su bondad y amor, mientras que seguir la “oscuridad” nos aleja de la presencia y la voluntad de Dios.

¿Qué debemos hacer para evitar la “oscuridad”?

Como se menciona en Efesios 5:10 y 17, debemos buscar activamente la voluntad de Dios en nuestras vidas. Esto implica estudiar regularmente la Biblia y las publicaciones de la congregación para comprender los principios y enseñanzas de Dios y aplicarlos en nuestras vidas diarias.

La oración es fundamental para mantener una conexión constante con Dios y recibir su guía y dirección. Debemos orar regularmente pidiendo la ayuda de Jehová para resistir las tentaciones y mantenernos firmes en la fe.

Debemos ser selectivos en nuestras actividades y relaciones, evitando aquellas que nos alejen de Dios y nos sumerjan en la “oscuridad” espiritual. Esto incluye elegir nuestras diversiones y amistades con cuidado y estar atentos a las influencias negativas del mundo.

Según Efesios 5:15-16, debemos ser conscientes de cómo usamos nuestro tiempo y buscar oportunidades para servir a Dios y a los demás. Esto implica priorizar nuestras responsabilidades espirituales y dedicar tiempo regularmente al estudio de la Palabra de Dios y al servicio en la congregación.

La asociación con hermanos espirituales fortalece nuestra fe y nos ayuda a resistir las influencias negativas del mundo. Debemos participar activamente en las reuniones congregacionales y buscar el apoyo mutuo en nuestra vida espiritual.

¿Qué debemos hacer para seguir “andando como hijos de la luz”?

Debemos seleccionar cuidadosamente nuestras diversiones y relaciones, asegurándonos de que estén alineadas con los principios y valores de Dios. Esto implica evitar las actividades y compañías que nos alejen de la luz espiritual y nos sumerjan en la oscuridad moral.

Dedicar tiempo regularmente al estudio de la Palabra de Dios nos ayuda a fortalecer nuestra fe, comprender sus enseñanzas y permitir que la luz de la verdad guíe nuestras vidas. Esto incluye leer las Escrituras, meditar en sus enseñanzas y participar en estudios bíblicos congregacionales.

Reconocer la importancia del Espíritu Santo en nuestras vidas nos ayuda a cultivar buenas cualidades y a actuar con bondad, justicia y verdad. Debemos estar abiertos a la dirección del Espíritu Santo en nuestras decisiones y acciones, permitiendo que nos guíe en el camino de la rectitud y la fidelidad a Dios.

Debemos estar atentos a las oportunidades para servir a Dios y a los demás en nuestra vida diaria. Esto incluye participar en el ministerio de predicación, ayudar a los necesitados y contribuir al crecimiento espiritual de la congregación. Al servir a Jehová con diligencia y amor, reflejamos la luz de Cristo en el mundo y glorificamos su nombre.

Settings