Saltar al contenido

Busquemos Perlas Escondidas de Colosenses 1 a 4 | Semana del 1 al 7 de Julio

Busquemos Perlas Escondidas de Colosenses 1 a 4 | Semana del 1 al 7 de Julio

Busquemos Perlas Escondidas de Colosenses 1 a 4 | Semana del 1 al 7 de Julio

Col 1:13, 14. ¿Qué es el “reino del Hijo de su amor”? (it-2 819 párrs. 4-6).

El reino de Cristo que empezó en el Pentecostés de 33 E.C. es de carácter espiritual, al igual que el Israel sobre el que rige: los cristianos engendrados por el espíritu de Dios para ser Sus hijos espirituales. Cuando tales cristianos engendrados por espíritu reciben su recompensa espiritual, dejan de ser súbditos terrestres del reino espiritual de Cristo para pasar a ser reyes con Cristo en los cielos.

Col 2:8. ¿Qué son “las cosas elementales del mundo”? (w08 15/8 28 párr. 9).

Son los elementos básicos que componen el mundo de Satanás y los principios que guían y motivan a la gente, como la filosofía, el materialismo y las religiones falsas, entre otros

¿Qué le ha enseñado sobre Jehová la lectura bíblica de esta semana?
Colosenses 4:6

Jehová no es orgulloso, lo que le permite sentir empatía, y eso le permite pensar perfectamente, y decir las cosas correctas, en el momento preciso y de la forma más apropiada. Solo él tiene esa capacidad perfecta. Imitemos a nuestro amoroso creador en el arte de la comunicación.

Colosenses 4:11

Jehova es el Dios de todo consuelo, nos reconforta saber como el utiliza a otros cristianos para darnos animo y acudan a nosotros en momentos que necesitamos, es decir en momentos de auxilio, nos hace sentir cerca de Jehova y confiar en que nunca estaremos solos, el siempre nos consolara.

Colosenses 3:20

Vemos el interes sincero de Jehova por la familia, como el es el fundador de la familia, el quiere que siempre este unida, por ello dejo instrucciones en su palabra para que la familia este unida y sirviendo a Jehova. Y en especial dio consejos a los padres para que sepan dar cuidado amoroso y disciplina a sus hijos.

Colosenses 3:13

Jehová nos perdona liberalmente a nosotros. Pensemos un momento en el inmenso favor que Jehová otorga a los pecadores arrepentidos. Saber que nos perdona nos acerca mas a el, porque sabemos que es un Dios misericordioso, esto también nos anima a perdonar a nuestros hermanos, imitando asi a nuestro Dios.

¿Qué otras perlas espirituales ha encontrado en la lectura bíblica de esta semana?
Colosenses 4:11

Pablo hizo una contundente afirmación sobre el apoyo que le prestaron estos amigos leales. Empleó un término griego (pa·re·go·rí·a) que se traduce “socorro fortalecedor” y que en la Biblia solo se encuentra en este pasaje. La palabra, rica en significados, se usaba sobre todo en el campo de la medicina. Puede verterse “consuelo”, “estímulo”, “aliento” o “alivio”. Pablo necesitaba ese fortalecimiento, y aquellos cinco hombres se lo dieron. Excelente ejemplo para imitar.

Colosenses 4:11

Requiere valor y abnegación acudir en auxilio de quienes sufren alguna adversidad. Asimismo exige humildad reconocer que podemos necesitar ayuda en tiempos de angustia. Pablo no solo admitió que la necesitaba, sino que la agradeció y elogió a quienes se la dieron. No consideró que aceptarla fuera un síntoma de debilidad ni una humillación, y nosotros tampoco deberíamos pensarlo. Decir que nunca nos hace falta que otros nos fortalezcan equivale a afirmar que somos superhombres o supermujeres. Y recordemos que el ejemplo de Jesús muestra que, a veces, hasta un ser humano perfecto puede necesitar clamar por ayuda.

Colosenses 4:6

Estas palabras significa que, debemos expresarnos con educación y buen gusto. Así fomentaremos la buena comunicación y la paz. Ser discreto no exige quedarse callado. Más bien, requiere comunicarse “con gracia”, usando la lengua como bálsamo calmante, y no como un puñal.

Colosenses 3:23

Las actividades cotidianas no forman parte del servicio sagrado que prestamos los cristianos. Sin embargo, Pablo nos exhorta a realizarlas “de toda alma como para Jehová”, lo cual debería ponernos a reflexionar sobre todos los aspectos de la vida. Por ejemplo, hacemos bien en preguntarnos: “¿Es siempre digna mi conducta y mi ropa? ¿O a veces me daría vergüenza identificarme como testigo de Jehová, sea por mi comportamiento o por mi aspecto?”. ¡Qué triste si fuera ese el caso! Los siervos de Dios no queremos nunca dejar en mal lugar su nombre.

 Colosenses 3:20

Los padres leales saben que deben disciplinar a sus hijos. Sin embargo, se aseguran de no exasperarlos disciplinándolos severamente cuando están indignados o con un constante aluvión de críticas. Los hijos que piensan que nunca pueden complacer a sus padres o que les parece que la adoración de estos solo los hace negativos y críticos, pueden desanimarse y, con el tiempo, abandonar la fe verdadera.

Colosenses 3:29

Un comentarista bíblico explica que en este pasaje la expresión “encolerizarse amargamente” significa “golpear a la esposa, hablarle con rudeza o negarle el apoyo, el afecto, el cuidado, la protección y el sustento”. Esa clase de comportamiento es totalmente inaceptable en un hogar cristiano. En cambio, cuando el esposo ejerce su autoridad de forma bondadosa, a su esposa se le hace más fácil seguir su dirección.

Colosenses 3:13

Un comentario bíblico explica que el verbo griego que se traduce “perdonar” puede significar “pasar por alto una deuda, renunciar a ella al no exigir su pago”. Por eso, cuando decidimos perdonar a alguien que nos ha herido, ya no consideramos que nos deba nada. Perdonar no significa que pensemos que esté bien lo que hizo o que no nos duela. Más bien, hemos decidido no guardar resentimiento, aunque tengamos razones para estar molestos.

Colosenses 3:13

La expresión “continúen soportándose” se traduce de una palabra griega que da la idea de ser tolerante. Un comentario bíblico dice que los cristianos tolerantes “están dispuestos a soportar a las personas cuyas faltas o personalidad les irritan”. Al decir “unos a otros”, vemos que la tolerancia tiene que ser mutua. En otras palabras, si reconocemos que algunos rasgos de nuestra personalidad pueden irritar a otros, no dejaremos que las cosas que nos disgustan de ellos nos impidan vivir en paz.

Colosenses 3:13

Refiriéndose a la palabra griega que se traduce por “perdonándose liberalmente”, cierto comentarista dice que “no es la palabra común para perdón […], sino una de significado más amplio que destaca la generosidad de la acción”. Otra fuente dice que esta palabra puede significar “otorgar algo grato, un favor, un beneficio”. Somos generosos cuando estamos dispuestos a conceder el favor de perdonar aunque tengamos “causa de queja contra [alguien]”. Pero ¿por qué tenemos que hacerlo? En parte, porque a lo mejor pronto necesitaremos que la persona tenga que hacernos el favor de perdonarnos.

Colosenses 3:13

Esta es la principal razón por la que debemos perdonar liberalmente a nuestro prójimo: porque Jehová nos perdona liberalmente a nosotros. Pensemos un momento en el inmenso favor que Jehová otorga a los pecadores arrepentidos. A diferencia de nosotros, él no peca. Pero nos perdona con gusto y sin reservas aun sabiendo que nosotros nunca tendremos que devolverle el favor de perdonarle. Jehová es, sin duda, el ejemplo perfecto de lo que significa perdonar.

Colosenses 3:12

Tenemos que dedicar tiempo todos los días a leer la Biblia y a meditar. Algo que nos ayudará mucho es pensar en las enseñanzas de Jesús y en su maravilloso ejemplo de humildad (Mat. 20:28). Él fue tan humilde que incluso les lavó los pies a los apóstoles. También debemos pedirle a Dios con frecuencia que nos dé su espíritu a fin de luchar contra cualquier tendencia a creernos superiores a los demás.

Colosenses 1:9, 10

Gracias a ese conocimiento exacto, aquellos cristianos podrían andar “de una manera digna de Jehová” para agradarlo en todo. Así, serían capaces de llevar “fruto en toda buena obra”, sobre todo en la predicación de las buenas nuevas. Para servir bien a Jehová, hay que estudiar la Biblia regularmente. Es importante ayudar a nuestros estudiantes a entender este asunto.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Busquemos Perlas Escondidas de Colosenses 1 a 4 | Semana del 1 al 7 de Julio
Author Rating
51star1star1star1star1star