Saltar al contenido

Estudio Bíblico de la Congregación | Jesús cura a un hombre que nació ciego | Semana del 10 al 16 de Junio

Estudio Bíblico de la Congregación | Jesús cura a un hombre que nació ciego | Semana del 10 al 16 de Junio

Estudio Bíblico de la Congregación | Jesús cura a un hombre que nació ciego | Semana del 10 al 16 de Junio

QUEREMOS ACLARAR QUE ESTOS COMENTARIOS SON PROPIA INVESTIGACIÓN Y REDACCIÓN DE EL SITIO TUCOMENTARIO.COM, NO COPIAMOS DE NINGÚN SITIO WEB.

¿Por qué nació ciego el hombre, y cuál no es la razón de su ceguera?

Nacio ciego porque heredo el pecado de Adan y Eva, es decir es imperfecto, y ademas a causa de esto las imperfecciones hace que el hombre como nosotros nos enfermemos y suframos discapacidades, todo esto es efecto del pecado.
Muchos han pensado que el hombre nació ciego porque sus padres cometieron un pecado o él ha cometido un pecado, esa es una manera de pensar errónea pero no es la razón de su ceguera.

Al ver que el mendigo se ha curado, ¿cómo reacciona la gente que lo conoce?

Muchos que conocen a esta persona estan asombrados de que puede ver, pero hay algunos que no creen que sea un milagro dicen que es otra persona parecida a él, pero este mendigo les dice que él era el que estaba ciego y muchos empiezan a preguntar que hiso Jesús para curarlo de su ceguera.

¿Qué opiniones diferentes tienen los fariseos sobre la curación del hombre?

Como bien sabemos los fariseos no se alegran de que el mendigo sea curado por Jesús así que algunos dicen que es una persona que no viene de Dios porque la curación la ha hecho en sábado. Y muchos mas opinan que el mendigo ciego y Jesús han tramado esa curación para engañar a la gente, que mentira mas descarada.

LECCIONES
¿Se señala a la reencarnación en el relato de Juan 9:1, 2?

Juan 9:1, 2: “Entonces al ir pasando, vio [Jesús] a un hombre ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron: ‘Rabí, ¿quién pecó, este hombre o sus padres, para que naciera ciego?’”
¿Sería posible que en aquellos discípulos hubiera influido la creencia de los fariseos judíos, quienes decían que “pasan a los cuerpos de otros solamente las [almas] buenas”? (Guerra de los judíos, Flavio Josefo, traducción de J. M. Cordero, Editorial Iberia, tomo I, pág. 154.) Esto no es probable, ya que la pregunta de ellos no da a entender que pensaran que aquel hombre fuera ‘bueno’. Es más probable que ellos, como discípulos de Jesús, creyeran en las Escrituras y supieran que el alma muere. Sin embargo, puesto que hasta un bebé en la matriz tiene vida y ha sido concebido en pecado, puede que se hayan preguntado si aquella criatura no nacida pudiera haber pecado, por lo cual habría nacido ciego. En todo caso, la respuesta de Jesús no apoyó ni la reencarnación ni la idea de que una criatura que todavía está en la matriz de su madre peca antes de nacer. Jesús mismo contestó: “Ni este hombre pecó ni sus padres” (Juan 9:3). Jesús sabía que, puesto que somos prole de Adán, tenemos una herencia de defectos e imperfecciones humanos. Jesús curó al ciego y utilizó así la situación para magnificar a Dios.

Juan 9:4

El proceder de Jesús en la Tierra demostró claramente qué era lo más importante para él. Dijo: “Tenemos que obrar las obras del que me envió mientras es de día; la noche viene cuando nadie puede trabajar”. (Juan 9:4.) Al decir que la noche viene, Jesús se refería al tiempo en que sería enjuiciado, fijado en un madero y muerto, cuando su ministerio terreno terminaría y ya no podría ocuparse más en las obras de su Padre celestial.

Juan 9:5

Los que aman la luz aman a Jesús y tienen fe en él. Es imposible alcanzar un juicio favorable sin considerar a Jesús. Sí; únicamente si acudimos a él como el medio de salvación nombrado por Dios podemos alcanzar un juicio favorable.

Juan 9:16

“Algunos de los fariseos se pusieron a decir [acerca de Jesús]: ‘Este no es hombre de Dios, porque no observa el sábado’”. ¡Qué perverso era su corazón! Acababan de presenciar una curación extraordinaria, pero en vez de alegrarse por el hombre que había estado ciego y reconocer al que lo había curado, condenaron a Jesús. De este modo, indudablemente pecaron contra la manifestación del espíritu santo de Dios, un pecado imperdonable.

Juan 9:5

Los que aman la luz no se dejan descarriar por las pretensiones y metas del mundo. Dentro de poco todas esas pretensiones y metas se desvanecerán, pues este mundo se acerca a su fin. Los que aman la justicia prestan atención, más bien, a las buenas nuevas que anuncian los que dejan que la luz del Reino de Dios brille hasta los rincones más lejanos de la Tierra.

Summary
Review Date
Reviewed Item
Estudio Bíblico de la Congregación | Jesús cura a un hombre que nació ciego | Semana del 10 al 16 de Junio
Author Rating
51star1star1star1star1star